24 mar. 2017

Manga: Parasyte

Autor: Itoshi Iwaaki
Título original: Kiseijû
Editorial: Planeta Cómic
Año: 2004 (2015 en España)
Tomos: 10
Género: Seinen, ficción, intriga.
Páginas: 230

   Shinichi Izumi, un estudiante de segundo año de la escuela superior, tiene una vida normal con su familia. Hasta el día en que extraterrestres en forma de pequeñas serpientes caen sobre la tierra. No son otra cosa que parásitos que se hospedan en la cabeza de su víctima, llamadas "hosts", entrando por la nariz o la oreja, haciéndose con el control del cerebro y, por consiguiente, sobre el resto de su cuerpo.De este modo, pasan desapercibidas para el resto de las personas, que no sospechan sobre su existencia, con el fin de devorar cantidades ingentes de carne humana.
   Uno de estos parásitos falló al tratar de entrar en el cuerpo de Shinichi a través de la nariz, hospedándose en su brazo derecho. Desde ese día, ambos deben aprender a coexistir, si quieren sobrevivir a los demás parásitos, ya que  consideran a Shinichi una amenaza por tener su cerebro intacto y saber de su existencia.


   Me ha encantado. Pensé que me iba a cansar rápidamente de él, pero la verdad es que no podía dejar de leer.
   Confundí este manga con Hakaiju, licenciada por Ivrea, debido al gran parecido con su nombre (Kiseiju/ Hakaiju). Aún encabezonada con que eran el mismo manga, busqué autores y sinopsis para compararlas.
   La razón es muy simple. Normalmente, busco scans de mangas licenciados para saber si les doy la oportunidad o no (son un poco caros y algunos que consideran obra magna no merecen mucho la pena, todo hay que decirlo).
   Bueno, el caso es que me bajé este manga y la cosa pintaba bastante bien.
   Pequeños aliens que aterrizaban en unas pequeñas pelotitas peludas (me recuerdan a lo que tienen algunos arboles), entran por el oído de la gente haciéndose con el cerebro. Uno de ellos intenta entrar por la nariz de Shinichi, pero lo intercepta y se lo quita de encima. El alien va a entrar, por las buenas o por las malas. Así que se lanza contra el pobre chico, chocando y colándose en el brazo derecho. Por lo que se hace con dicho brazo y no le queda otra que cooperar con el prota para poder sobrevivir.
   Claro que, como punto negativo, los parásitos se reconocen entre ellos y no se lo pondrán fácil.
   Lo que más me ha gustado ha sido Migi, el parásito. Aun siendo "el malo por narices bueno", me gusta como trata al prota y las situaciones. Sí que es frío y le importa tres narices el resto de las personas, pero hace lo posible para que su host esté bien (porque o se corta el brazo o muere, y por supuesto Migi muere (malo por narices bueno :p)).
Suelo odiar a los protas, pero este es diferente. De no saber un carajo de defensa y esconderse, a tomar soluciones drásticas en momentos difíciles. Un prota bastante realista. A ver, no es que vaya uno en plan Rambo, pero sí que tomamos otra actitud en cuanto vemos problemas a la vista o una difícil situación.
Las peleas me han encantado, es de lo mejorcito. No es como en otros mangas, que el prota ni se despeina. El pobre lo pasa bastante mal. Aunque casi todo lo hace Migi, sobretodo en las primeras peleas.
El dibujo también es muy bueno, teniendo en cuenta que se publicó de 1990 a 1995.
A mitad del manga toma otro rumbo y se vuelve mejor aun si cabe. Y el final es del todo inesperado, así como el enemigo final, que no sabes quién es ni te lo imaginas.
A los aficionados de este tipo de manga os va a encantar. Tiene de todo: amor, humor, acción, gore, intriga... un seinen completito vamos.

2 comentarios:

  1. Este empezaré a leerlo en breves!

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. La leí hace un montón de años y me encantó. Tiene su toque especial. Tengo por ver el anime, que no sé si será muy fiel.

    ResponderEliminar